Convivencia Legal o Unión de Hecho

Marzo 4, 2014 Derecho para Todos
Comparte este Artículo



Convivencia Legal o Unión de Hecho

Si bien es cierto el Estado promueve el matrimonio y protege la formación de familias estructuradas, el estado reconoce que los tiempos han cambiado y ante los mismos, otro de los temas que atañe nuestra sociedad, sobre todo a las parejas jóvenes es la Convivencia Legal o Unión de Hecho, pero ¿Qué es la Unión de Hecho? La Unión de Hecho es la convivencia de dos personas de diferente sexo, es decir un hombre y una mujer solteros, divorciados o viudos (ninguno puede estar casado o en separación, NO EXISTE LA UNION DE HECHO SI ALGUNO ESTA CASADO), los cuales llevan conviviendo por lo menos 02 años seguidos sin interrupciones, esta debe de ser solicitada y reconocida por un Juez especializado en Familia, mediante un proceso de conocimiento.

Requisitos

Los demandantes tienen que ser un hombre y una mujer libres de impedimento (es decir solteros, viudos o divorciados.)
Deben haber convivido un mínimo de dos años de manera ininterrumpida, debidamente sustentada. (puede ser con declaraciones de vecinos colindantes, contrato de alquiler, etc)
Presentar una demanda de Union de Hecho debidamente suscrita por un letrado
Pagar los Derechos Judiciales por procesos contenciosos (cod 07900 S/. 37.50)

¿Cuál es la finalidad de la Unión de Hecho?

Equivocadamente se cree, que la Unión de Hecho otorga los mismos derechos que el matrimonio, pero no el objetivo de la Unión de Hecho es proteger y otorgar un reconocimiento a todos y cada uno de los bienes adquiridos durante este período de convivencia a fin de que este patrimonio sea repartido en partes iguales (50% para cada uno). Sin embargo, en algunas oportunidades y cuando uno de los convivientes ha sido abandonado por el otro, el conviviente víctima tiene la potestad de solicitar una indemnización y en algunos casos una pensión de alimentos

¿Cuál es la ventaja de la unión de hecho?

La ventaja, a diferencia del matrimonio, es que los convivientes pueden ser socios y hacer empresa juntos, nada les impide que adquieran bienes en copropiedad y en el porcentaje que ellos estimen conveniente, cosa que pueden seguir haciendo habiendo terminado la convivencia inclusive. Además la disolución de la convivencia no impide que de manera voluntaria pueden repartir sus bienes como donación o inclusive como adjudicacón directa entre otras formas de transmisión de propiedad.

Related Posts

Comparte este Artículo